Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

El zumo de frutas es una bebida que se consume muy a menudo en nuestro país y en buena parte del mundo. Muchas personas lo toman en el desayuno para empezar el día cargados de vitaminas y de energía, junto con otros ingredientes al gusto.

Se asocia a una práctica saludable, ya que todo lo que está basado en las frutas nos suena muy bien y lo consideramos beneficioso para el organismo. Sin embargo, en la actualidad hay cantidad de zumos preparados en el mercado que no son tan buenos como creemos.

En las neveras de los supermercados encontraremos muy a menudo los zumos a partir de concentrados y los zumos NFC como opciones comunes, pero, ¿conoces sus diferencias?, ¿sabes cuál es mejor para tu salud? En este artículo te lo explicamos todo sobre estos productos y te ayudamos a escoger el mejor para ti.

El zumo a partir de concentrado

Los estantes de las tiendas de alimentación suelen estar repletos de botellas o tetrabriks de productos que se denominan en sus etiquetas como “zumos a partir de concentrados”. Aunque los hay que más tipos, estos son los que más abundan y los que se llevan cantidad de personas, pues presentan buenos precios y una durabilidad aceptable.

Lo que indica este letrero es que no se trata de un zumo con fruta exprimida que se ha envasado directamente después de este proceso. Lo que se ha realizado es una especie de puré con todas las frutas que contiene, adecuándolas a una textura de masa más o menos uniforme. Por último, se añade una buena cantidad de agua para convertir la crema en un zumo, aunque con este proceso restamos parte de las cualidades de las frutas, que quedan “disueltas”.

Se trata de un proceso realmente práctico, ya que permite a unas empresas exprimir las frutas y, a otras diferentes, envasar el zumo. Se trata de una cuestión logística que facilita la creación de diversos productos en cadena. En algunas ocasiones, también se puede terminar la receta en cuestión con determinados saborizantes, conservantes o azúcares, para compensar la parte del sabor que se ha podido perder al añadir agua.

El zumo NFC

Son menos comunes, pero también suelen encontrarse en cantidad de establecimientos. Los zumos como los que proporciona Zuvamesa son los llamados NFC y compiten con otras variantes como los que vienen a partir de concentrados, ocupando comúnmente menos espacio en los estantes.

Precisamente, sus siglas atienden a “not from concentrado”, que quiere decir en español que son zumos elaborados sin partir de los mencionados concentrados de frutas. El proceso en este caso es de lo más sencillo, pues se trata de exprimir la fruta e introducirla directamente en la botella, sin incluir agua ni otros aditivos.

Son zumos que debe elaborar la propia marca en su integridad, por eso los hay en menos cantidades y variantes. Los que los fabrican deben seleccionar con cuidado la materia prima, ya que irá directa al paladar del consumidor, cuidar las frutas desde su cosecha y exprimir con cuidado las piezas para crear el producto final. De hecho, estos tampoco suelen tener azúcares que se añadan para modificar el sabor ni tampoco conservantes, así que es muy conveniente refrigerarlos.

¿Es mejor el zumo a partir de concentrado o el zumo NFC?

Al consumir zumos que vienen de concentrados estamos tomando fruta de alguna forma, cierto es. Sin embargo, las propiedades de esta se van a ver diluidas por el agua y van a llegar a nuestro organismo prácticamente agotadas, por lo que se pierden muchos beneficios de lo que sería el zumo natural.

Por otro lado, aunque cada marca tiene su propia receta, lo común es que se incluyan otros aditivos como los conservantes, los productos para dar sabor o los edulcorantes. Eso resta mucha calidad al producto y lo hace bastante menos saludable. De hecho, se parecen más a un refresco que a una bebida de frutas exprimidas.

En este sentido, lo que nos garantiza que vamos a ingerir el zumo real es el que se indica como NFC. Este simplemente ha pasado por un proceso de recolección de fruta, exprimido y embotellado, respetando las cualidades propias del alimento. No obstante, a la hora de escoger, va a ser mucho más favorable decantarse por esta alternativa.

Los beneficios de consumir zumo de frutas

Algunas personas no toman zumos de frutas por falta de tiempo, no obstante, si estás en ese grupo, ahora sabes que vas a poder comprarlo embotellado y de buena calidad. Adoptar esta rutina en la alimentación te va a ofrecer diferentes beneficios que merece la pena conocer. Estos son algunos de los más importantes:

  • Consumes alimentos totalmente naturales con un sabor delicioso y dulce.
  • Son excelentes hidratantes, ideales para la temporada de verano.
  • Suelen tener propiedades antioxidantes que toman de las propias frutas.
  • Ayudan a vender la fatiga y el cansancio, ya que aportan energía.
  • A menudo tienen un efecto saciante que ayuda a evitar los picoteos entre horas.
  • Están cargados de vitaminas y minerales.