Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Son muchas las personas que no tienen claro qué opción es mejor, si el implante coclear o el audífono. Y la respuesta depende de las necesidades que tengas. Nosotros te vamos a informar para que te sea un poco más fácil tomar la decisión, pero sin lugar a dudas, lo mejor que puedes hacer es ponerte en manos de un profesional para que te asesore según tus necesidades.

Qué es un implante coclear

Es importante saber que el implante coclear es un dispositivo electrónico de pequeñas dimensiones a través del cual la persona con problemas de audición tiene más fácil escuchar. Es una herramienta que puede venir realmente bien a las personas que tienen problemas de audición o son sordas.

El implante coclear siempre se implanta a través de la cirugía, lo que quiere decir que es totalmente diferente a los audífonos. Eso sí, como sucede con estos últimos, actualmente existen diferentes implantes cocleares entre los que elegir. Dependiendo de las necesidades del paciente, se deberá optar por una opción u otra.

Lo que sí debes saber es que la gran mayoría de dispositivos son implantados a través del método quirúrgico. Esta implementación se realiza en el hueso que rodea el oído. En ese dispositivo está oculto el estimulador y receptor. Su objetivo es coger, decodificar y transferir la señal eléctrica al cerebro.

Además, el implante coclear también cuenta con otra parte externa. La misma está formada por el micrófono, una antena y un procesador de lenguaje. Es la parte que recibe el sonido y es la que suele estar a la vista.

Qué tipos de audífonos para sordera hay

Para dar respuesta a esta pregunta nos hemos puesto en contacto con los profesionales de Audifonos-Madrid.com, los cuales no han tenido ningún problema en ayudarnos. Si quieres ponerte en manos de un profesional, solo tendrás que visitar esa web y encontrarás a los expertos que necesitas para poner solución a tus problemas de audición. Dicho esto, pasamos a mostrarte los principales tipos de audífonos que existen.

  • ITE: son los conocidos como audífonos intraauriculares. Se colocan en el interior del canal auditivo y destacan por ser poco visibles.
  • BTE: son otros auriculares muy conocidos. En este caso los mismos se colocan en la parte trasera de la oreja. Destacan por tener un tubo que conecta con un molde que se personaliza a la persona que va a disfrutar del audífono. En cuanto al ajuste, el mismo siempre se realiza dentro del canal auditivo.
  • CIC: son los conocidos por ser invisibles, gracias a que son todavía más pequeños que los ITC. En este caso se colocan en el interior del canal auditivo, de aquí que sean casi invisibles para los demás. Son perfectos si no quieres que otras personas sepan que llevas audífonos. Eso sí, no son aptos para personas con pérdida auditiva severa.

Qué es mejor: ¿Implante coclear o audífono?

Como nos indican los expertos en audición de Madrid que nos han ayudado a realizar el artículo, dar una respuesta a esta pregunta es realmente complicado porque todo dependerá de diferentes factores. Por ejemplo, en la decisión final influirá mucho el grado de pérdida auditiva y sobre todo el tipo. Pero también es importante evaluar la edad del paciente, preferencias personales y otras posibles condiciones médicas que puedan influir.

Por regla general, la gran mayoría de personas con problemas de audición suelen optar por los audífonos. Son la opción más común y en consecuencia la más conocida. Buena parte de los pacientes suelen optar por los audífonos porque son mucho menos invasivos, de aquí que llamen mucho más la atención. A eso hay que sumar que el precio de los audífonos es bastante más bajo que el precio de los implantes cocleares, de aquí que buena parte de la población con problemas de audición opten por los audífonos directamente.

Es importante dejar claro que los audífonos suelen dar muy buenos resultados a la gran mayoría de personas que los llevan puestos. Incluso en personas con pérdida de audición severa alguno de los tipos mencionados anteriormente da buenos resultados. Es verdad que en ese caso son más visibles, pero lo importante es que la persona puede volver a recuperar parte de la audición. Con esto podemos concluir que los audífonos deben satisfacer buena parte de las necesidades de la persona para ser una buena opción y en la gran mayoría lo hace sin problemas.

Pero es importante mencionar que los audífonos no siempre son la mejor opción, sobre todo cuando la pérdida de audición es severa o profunda. Cuando un audífono no tiene el potencial necesario, entonces es cuando se debe optar por los implantes cocleares. Con ellos es más fácil mejorar el nivel de audición de la persona. El problema de los mismos es que sí que son más invasivos y sobre todo se debe realizar una intervención quirúrgica en la zona interior del oído para implementarlo. A nadie le gusta este tipo de intervenciones y por ese motivo son menos populares que los audífonos. A cambio, se puede decir que la mejora de la calidad de audición es importante. Sin lugar a dudas, puede ser una opción interesante para personas con pérdida de audición severa o profunda.

Lo que está claro es que la decisión no solo la debe tomar el paciente, también el profesional que atiende su caso. El experto es el que mejores recomendaciones puede darte a la hora de tomar una decisión. Pero en modo resumen podemos concluir que los audífonos son la mejor opción para persona con pérdida auditiva hasta nivel severo. A partir de nivel severo y profundo el implante coclear se presenta como una solución más efectiva, aunque eso suponga al paciente someterse a una intervención quirúrgica.