Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Cuando vamos a comprar una impresora, una de las cosas que tenemos que tener claras es si queremos adquirir un modelo de impresora que funcione con tinta o tóner. La decisión en un primer momento nos podría parecer sencilla, pero tenemos que tener claro que con tantas opciones entre las que elegir la decisión se puede complicar.

Para ayudarte a tomar la decisión adecuada, en primer lugar vamos a hablar de los cartuchos de tinta y los tóner y posteriormente te mostraremos las principales diferencias. Con la información que vas a adquirir a continuación estamos seguros de que te será mucho más fácil saber si necesitas una impresora que funcione con tóner o con un cartucho de tinta.

¿Qué es un cartucho de tinta?

Podemos definir un cartucho de tinta como la unidad reemplazable que cuenta con tinta que posteriormente se usa para realizar las impresiones de imágenes y texto sobre un papel.

Para que el cartucho pueda funcionar correctamente lo que se hace es cargar en el cabezal de impresión. La tinta está dentro del cartucho, el cual está cubierto con boquillas de tinta. Gracias a las boquillas, el cartucho suelta tinta y como el cabezal de impresión hace movimientos sobre el papel se puede conseguir la impresión que se ha mandado a través del ordenador o móvil.

Actualmente podemos elegir entre cartuchos originales y compatibles. Los cartuchos compatibles están viviendo un crecimiento muy grande porque ayudan a conseguir que el coste por impresión sea mucho más bajo. Eso sí, no todos son iguales. Si quieres adquirir un buen cartucho compatible con tu impresora, en QueCartucho podrás encontrar el cartucho compatible que necesitas para tu impresora. Solo debes poner el modelo en el buscador y rápidamente verás el que necesitas.

La duración de un cartucho de tinta va ligado a la cantidad de tinta que tiene. Actualmente hay cartuchos XL los cuales ofrecen una mayor durabilidad. Lo que está claro es que los cartuchos compatibles están dando muy buen resultado a cambio de un precio mucho más competitivo.

¿Qué es un tóner?

En algunas ocasiones el tóner también es conocido bajo el nombre de tóner láser. Realmente hace referencia a lo mismo.

El funcionamiento del tóner es sencillo de comprender. El tóner transfiere polvo de tóner sobre el folio sobre el cual está realizando la impresión. Esa transferencia se realiza siempre a través de pequeñas cargas eléctricas que hacen que la impresión sea la que realmente se ha mandado desde el dispositivo emisor.

A través de las pequeñas cargas eléctricas se puede conseguir con exactitud colocar el texto y las imágenes en el lugar adecuado, es decir, la impresión siempre es profesional. Para que la impresión sea duradera, las partículas cargadas siempre se fusionan al papel con la ayuda de rodillos calientes. Eso quiere decir que la impresión es posible gracias a que se caliente y derrite el tóner.

Principales diferencias entre tinta y tóner

Tras conocer los conceptos básicos de las opciones que tenemos, vamos a mostrar información sobre los dos tipos para que puedas ver que alternativa encaja mejor con lo que estás buscando. Lo importante es realizar un buen análisis y así adquirir la impresora que realmente te va a dar buenos resultados.

  • Velocidad: actualmente los cartuchos de tinta son más lentos y menos preciosos que las impresoras de láser. Eso quiere decir que si quieres realizar impresiones en modo rápido, sin lugar a dudas deberás optar por las impresoras con tóner. Son más rápidas, de aquí que las empresas que tienen que imprimir a gran velocidad suelen optar por el modelo de tóner.
  • Calidad: los cartuchos de tinta ofrecen en la gran mayoría de ocasiones una calidad de impresión muy buena. Además ofrecen una muy buena definición a la hora de realizar las impresiones en color. El único pero que le podemos poner a este tipo de impresión es que en ocasiones pueden manchar por culpa de la tinta húmeda. En cuanto a la impresión del tóner, podemos certificar que la calidad y precisión es muy buena, por lo que la experiencia con el tóner es buena.
  • Capacidad: los cartuchos de tinta son capaces de imprimir un número inferior de páginas que los tóner. El número es alto, pero inferior al trabajo que puede realizar el tóner. Para que te hagas a la idea, el tóner se fabrica con la idea de ejecutar trabajos de impresión de gran tamaño. Por ese motivo, las empresas suelen optar por esta opción.
  • Precio: sin lugar a dudas, los cartuchos de tinta son bastante más baratos que los tóner. Además, si buscamos conseguir un precio bajo por impresión, los cartuchos compatibles se presentan como la mejor opción por la que podemos optar. El precio del tóner es más caro, pero en ocasiones puede salir rentable, sobre todo si solo vamos a imprimir en blanco y negro.

¿Para qué es mejor cada una de las opciones?

Como nos comentan los expertos de QueCartucho, las impresoras que trabajan con cartuchos de tinta se presentan como la mejor opción para autónomos y para tener en casa. Ofrecen una buena calidad de impresión y el coste por impresión es bastante bajo, sobre todo cuando usamos cartuchos compatibles. En cuanto al precio de la impresora, el mismo es mucho más bajo, de aquí que la gran mayoría de hogares opten por esta opción.

Las impresoras que funcionan con tóner se suelen recomendar para las pymes y grandes empresas. Eso se debe a que son más caras, pero están preparadas para hacer frente a una carga de trabajo superior. Si tienes una empresa, pero no necesitas una gran rapidez de impresión y no imprimes mucho, entonces las impresoras de cartucho igual se adaptan a lo que necesitas.

Como has podido ver, cada una de las dos opciones tienen sus pros y contras. Si tienes claro cuál va a ser el uso que le vas a dar a la impresora, seguro que te resultará fácil encontrar qué alternativa encaja bien con lo que buscas. Las dos opciones te van a dar buenos resultados, pero una de ellas seguro que se adapta mejor a tus necesidades.